DESTACADOS

  • PRESENTACIÓN DE MI BLOG

  • EXPLICACIÓN DE LOS DIFERENTES TIPOS DE FORMA DE PAGO DE UNA TARJETA

  • ¿QUE ES LA T.A.E.?

  • ¿QUE ES LA T.I.N.?

  • ¡HUMOR BANCARIO!

  • SIMULADOR DE CUOTAS DE TARJETAS DE CRÉDITO

  • SIMULADOR DE CUOTAS DE TARJETAS DE CRÉDITO: ANDROID

Mostrando entradas con la etiqueta fraude. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fraude. Mostrar todas las entradas

domingo, 29 de marzo de 2015

5 trampas de las tarjetas de crédito en las que no deberíamos caer

El número de tarjetas de crédito que había el pasado año en circulación en España era de 43,24 millones. Una cifra que ha ido aumentado año tras año y que se ha multiplicado por más del doble desde el año 2000. Las tarjetas de crédito, así como las de débito, se han convertido en uno de los medios de pago más habituales de nuestro tiempo, sustituyendo poco a poco al efectivo. Sólo durante el año 2014, se realizaron alrededor de 2.503 millones de compras con tarjetas en España por un importe de aproximadamente 105.854 millones de euros. Unas cifras nada desdeñables, según detalla HelpMyCash.com
Pero, ¿somos conscientes de cómo funcionan realmente las tarjetas de crédito? A continuación, cinco trampas en las que no deberíamos caer:

Gratis, pero con consumo mínimo
La mayoría de los bancos promocionan sus tarjetas aludiendo a que están exentas de cuotas de emisión y de renovación, es decir, a que son gratis. Si bien es cierto que la emisión gratuita es bastante habitual, muchos bancos exigen que sus clientes realicen un consumo mínimo anual con el 'plástico' para evitar la comisión de renovación. Así que antes de contratar una tarjeta de crédito que venga acompañada del eslogan 'gratis', corroboremos que realmente es gratis y que no tiene condiciones ocultas. La tarjeta de crédito de ING Direct, por ejemplo, además de tener una de las TAE más bajas del mercado, es gratis siempre.


Tarjetas con el pago aplazado "de fábrica"
Como bien sabemos, las tarjetas de crédito admiten distintas modalidades de pago: o bien se puede pagar todo a final de mes; o bien se puede aplazar el pago de las compras, fraccionando el importe. La primera modalidad está exenta de intereses, es decir, se paga lo que se gasta. En cambio, aplazar las compras conlleva el pago de intereses, que pueden rozar casi el 30 % TAE. El problema no radica en el gasto extra que supone financiar una compra, al fin y al cabo, nos están prestando dinero y eso tiene un coste, sino en no saber qué modalidad de pago tenemos en la tarjeta.
Tenemos que averiguar qué modo de pago trae incorporado nuestra tarjeta una vez recibida y, de no ser el que nosotros queremos, cambiarlo antes de pasar la tarjeta por un datáfono. Así evitaremos creer que, por ejemplo, estamos pagando nuestras compras sin intereses cuando en realidad estamos financiándolas todas.

Sin intereses, pero con comisiones
Esta característica es propia, sobre todo, de las tarjetas de compra que emiten algunos centros comerciales. Por ejemplo, la tarjeta de compra de El Corte Inglés permite financiar las compras superiores a 90 euros a 3 meses sin intereses, pero con unos gastos de gestión asociados a la operación de entre 3 y 12 euros. Por lo que, aunque el TIN sea del 0 %, la TAE, lógicamente, no lo será. Eso no implica que no sea una buena opción y que, al final, el coste total sea menor que utilizar una tarjeta con intereses, pero sin comisiones. Hay que tener en cuenta todas las variables.

Devolución de una parte de las compras
Se trata de una de las ventajas típicas más utilizadas por las entidades de crédito para captar clientes. Se pueden encontrar tarjetas que devuelven hasta un 5 % del importe de las compras, como la tarjeta de crédito de Bankinter. Sin embargo, al leer la letra pequeña nos daremos cuenta de que lo que parecía una gran ventaja, no lo es tanto, ya que la mayoría de los bancos suelen aplicar la devolución únicamente sobre las compras aplazadas.

Sacar dinero cuesta dinero
A diferencia de lo que ocurre con las tarjetas de débito, retirar efectivo de un cajero automático con una tarjeta de crédito no es gratis, salvo contadas excepciones, como la tarjeta de Bankinter que permite sacar dinero gratis a débito. La comisión que se aplica sobre el dinero dispuesto suele ser de entre un 4 y un 5 % con un mínimo de unos 3 euros. A la comisión hay que sumarle el interés aplicado al dinero prestado. Así que cuidado con retirar efectivo con una tarjeta de crédito, ya que puede acabar saliendo muy caro.
A pesar de lo anterior, son muchas las ventajas que tienen las tarjetas de crédito. Al final, el problema suele reducirse a no conocer el producto que realmente llevamos en la cartera. Bien estudiado, puede ser un gran aliado, sobre todo en situaciones en las nos falta liquidez o tenemos que desembolsar una cantidad importante de dinero. Además, hay tarjetas que, además de ser gratis año tras año, incorporan suculentos descuentos en todo tipo de compras, como la tarjeta de ING Direct o la tarjeta de crédito de Openbank.
Hay tarjetas con las que, incluso, es posible ganar dinero, como con la tarjeta de crédito de bancopopular-e que, además de ser gratis, obsequia con 25 euros de regalo a sus titulares tras la primera compra o retirada de efectivo.

De estas tarjetas hablaremos más detenidamente en futuros posts.

lunes, 22 de septiembre de 2014

El phishing bancario

El phishing como bien su nombre indica, lo que pretende es "pescar" nuestros datos personales, bien sea a través de correo electrónico, redes sociales, WhatsApp etc... para fines lícitos.
Tenemos diferentes tipos de phising aquí dejo unos ejemplos que encontré en la página www.puromarketing.com

Lo que hoy quiero abordar es como detectar dichos tipos de fraudes. Es muy sencillo. 

Un banco (sea cual sea) nunca nos va a solicitar datos personales, ni enlaces donde acceder por correo electrónico. 

¿Como detectamos que son enlaces fraudulentos? 
 
Presta atención al siguiente ejemplo que al colocar (sin hacer clic) el puntero del mouse en el vínculo se revela la dirección web real, tal y como se muestra en el recuadro con fondo amarillo.La cadena de números crípticos no se parece en nada a la dirección de una empresa.Se trata de un indicio sospechoso.

 

También tenemos ejemplos de páginas web que intentan emular a la página del banco en cuestión:




Esta en teoría es la página donde los usuarios de Banco Santander introducen sus claves para acceder a su posición privada. Si miramos el recuadro, comprobaremos que la dirección esta mal escrita... santanders.es en vez de santander.es. Aquí estaríamos ante otra estafa.

Aquí también tenemos otro caso, esta vez de Bankia en el cual mediante un correo electrónico no solicitan que accedamos de manera urgente a dicho enlace para proporcionar nuestros datos:


Es frecuente que este tipo de correos contengan faltas de ortografia y/o gramaticales. Por ejemplo en el correo de Bankia tenemos la siguiente frase: "nuestra base de datos de cleintes" o "nos vemos obligación".

Estos solo son algunos ejemplos de fraudes que se pueden dar en nuestro uso cotidiano de la red. En cualquier caso, si recibes algún correo de tu banco solicitándote información, nunca la facilites y ponte en contacto a la mayor brevedad posible con tu entidad bancaria para notificarlo y así evitar posibles fraudes. 

sábado, 22 de febrero de 2014

Tipos de fraudes en tarjetas de crédito


El fraude de tarjeta de crédito ocurre cuando el consumidor le da el número de su tarjeta de crédito a un desconocido, cuando pierde o le roban las tarjetas, cuando el correo se desvía de su destinatario y se lo roba un delincuente, o cuando los empleados de una empresa hacen una reproducción de la tarjeta o del número de la tarjeta del cliente. Entonces:
  • Se hacen cargos no autorizados a la tarjeta de crédito de la víctima. Se hacen tarjetas falsas con el número de cuenta de la víctima.
  • Se hacen tarjetas falsas con el número de cuenta de la víctima.
El robo de identidad es el uso fraudulento de la información personal de alguien, como su número de Seguro Social o fecha de nacimiento, para cometer fraude financiero.
  • Los ladrones de identidad pueden dañar e incomodar a sus víctimas usando sus nombres y demás información personal para cometer delitos, abrir nuevas cuentas de crédito y obtener acceso a crédito y cuentas de banco existentes.
  • Aunque las víctimas del robo de identidad no son consideradas responsables de los delitos, les cuesta mucho trabajo probar el fraude y limpiar el caos financiero causado por los delitos.
Skimming o copiado de banda magnética es hacer una copia ilegal de una tarjeta de crédito o bancaria usando un dispositivo que lee y reproduce la información de la tarjeta original.
  • Los empleados deshonestos usan máquinas pequeñas llamadas “skimmers" para leer números y demás información de las tarjetas de crédito y capturarlas y revenderlas a delincuentes.
  • Los delincuentes usan la información para crear tarjetas falsas o pagar artículos por teléfono o Internet.
Phishing es enviar una cantidad enorme de mensajes por correo electrónico haciéndole creer al consumidor que los mensajes vienen de su banco, tratando de conseguir que la víctima potencial revele la información personal, como los números de cuenta del banco.
  • Phising se ha convertido en una práctica extensa de delincuentes que tienen éxito robando la información personal de muchas personas por correo electrónico. El crimen tiene éxito porque los mensajes de correo electrónico parecen legítimos, con logotipos bancarios realistas y sitios web o URLs que son muy parecidos a los reales.
  • Cuando los titulares de cuenta responden, se los dirige a un sitio web falso donde se les pide que tecleen los números de cuenta, las contraseñas y demás información bancaria personal o de tarjeta de crédito. Entonces, en materia de horas, los delincuentes agotan o vacían las cuentas de banco de las víctimas usando las contraseñas para autorizar el giro electrónico de fondos a otras cuentas.
  • Los bancos nunca piden información personal de esta manera. No responda a los mensajes de correo electrónico, ni llamadas telefónicas, pidiéndole que proporcione los números de su tarjeta de crédito, el DNI, claves personales, el número de Seguridad Social o el apellido de soltera de su madre.
  • Incluso cuando usted tiene una solicitud legítima, los bancos le piden que nunca envíe información detallada en un mensaje de correo electrónico, porque no son seguros y la información puede ser interceptada por los delincuentes. En cambio, vaya en persona, use el sitio web seguro del banco, llame por teléfono o escriba una carta cuando intente arreglar una disputa con un comerciante o su banco.
Los códigos de seguridad son tres o cuatro números que se encuentran en la parte de atrás de las tarjetas de crédito y que algunos comerciantes usan para verificar que usted tiene la tarjeta en su posesión cuando hace compras por teléfono o Internet.
  • Los números se encuentran en la esquina superior derecha de la tarjeta en las tarjetas de crédito Visa y MasterCard, o en la parte de atrás, después del número de la tarjeta de crédito impreso, cerca del espacio donde usted firma la tarjeta.
  • Si le robaron su número de tarjeta y fecha de vencimiento, pero no la tarjeta misma, el ladrón no tendrá acceso al código de seguridad requerido por muchos comerciantes cuando usted haga las compras por Internet.
Tarjetas nuevas
Chip EMV
  • Como una protección, la mayoría de las empresas de tarjeta de crédito ahora sugieren que usted llame por el teléfono de su casa para activar una tarjeta nueva antes de usarla.
  • Solicite tarjetas que lleven incluido el chip EMV, las tarjetas que obligan a utilizar el número secreto (PIN) son mucho mas seguras que las de firma.
  • Registre todos sus números de cuenta y la información de contacto de la compañía y guarde el registro en un lugar seguro.
  • Guarde copias de sus vales y recibos de cajero automático para poder verificarlos contra las facturas.
Proteja su cartera o bolso
  • Mantenga sus cosas bien vigiladas.
  • Nunca lleve todas sus tarjetas; sólo lleve una o dos que podría necesitar.
  • Lleve sus tarjetas de crédito aparte de su billetera o cartera, en un estuche para tarjetas de crédito o en otro compartimento de su bolsa.
  • Si le roban su cartera o la bolsa, llame a los emisores de la tarjeta de crédito inmediatamente.

Evite el fraude de correo
  • Notifique a la oficina de correos inmediatamente si cambia de dirección.
  • Verifique que su buzón esté asegurado y siempre cerrado con llave. Nunca deje los pagos de las facturas en un buzón de correo abierto o en la sala de entrada de un edificio de apartamentos.
  • Llame a su tarjeta de crédito y bancos para cambiar la dirección donde le envían las facturas cuando cambia de dirección.
  • Siempre ponga su remitente completo en el sobre.
  • Rompa todas las invitaciones para abrir tarjetas de crédito que no desee antes de desecharlas.
  • Sepa cuándo le deben llegar su tarjeta de crédito y otras facturas, y llame a las compañías si no las recibe.
Protecciones en Internet
  • Si usted realiza operaciones bancarias en línea, no use “firmas automáticas" en sitios bancarios o de tarjeta de crédito.
  • Algunos sitios web ofrecen “acceso libre" si proporciona su número de tarjeta de crédito. No lo haga, es probable que la compañía a la que le da la información le cobre a su tarjeta y tal vez incluso le cobren compañías que no conoce.
Proteja su información
Ladron de Tarjetas
  • Nunca apunte su número de identificación personal (PIN, siglas en inglés); memorícelo.
  • Nunca dé su PIN a nadie.
  • No escriba su número del PIN en su tarjeta.
  • No escriba el número de su cuenta de tarjeta de crédito en una tarjeta postal o por fuera de un sobre que va a enviar por correo.
  • No guarde su número del PIN en el mismo lugar que su tarjeta de crédito o de cajero automático.
  • Nunca proporcione su número de tarjeta de crédito u otra información personal por teléfono, a menos que usted pueda verificar que está hablando con su institución financiera de confianza o con un comerciante honrado.
  • No le preste su tarjeta a nadie, porque usted es responsable por todos los cargos. Usted no estará protegido contra el uso desautorizado si los cargos los hace alguien a quien usted le dio la tarjeta a sabiendas y de buena gana, incluso familiares y amigos.
  • No le dé su número de cuenta a nadie que lo llame por teléfono o le envía un correo electrónico.
El uso de su tarjeta
  • Vigile bien cuando empleados de tiendas y restaurantes utilizan su tarjeta y asegúrese que no están copiando o “skimming" su número de tarjeta de crédito. A veces los dispositivos usados para copiar se parecen a teléfonos móviles.
  • Después de que usted hace una compra y le devuelven su tarjeta, verifique que efectivamente es su tarjeta.
  • Si usted va a salir de viaje y piensa usar su tarjeta fuera de casa, notifique a su compañía de tarjeta de crédito. Esto puede evitar que le marquen la cuenta por posible fraude y las molestias que puede sufrir si su emisor bloquea la cuenta porque usted la está usando en lugares nuevos.
  • Si usted va a hacer compras grandes y fuera de lo normal, notifique a la compañía de su tarjeta que no le marquen la cuenta por posible fraude. Por ejemplo, si usted está renovando su casa y piensa comprar los materiales, adornos o electrodomésticos, informe por adelantado a la compañía de la tarjeta de crédito. 
Su compañía de tarjeta de crédito
  • Los consumidores no son responsables por el pago de cargos desautorizados (si reportan responsablemente las tarjetas extraviadas o robadas), pero las compañías de tarjeta de crédito informan cerca de $50 mil millones de dólares en pérdidas anuales debido al fraude de tarjetas de crédito.
  • La mayoría de las compañías de tarjetas de crédito han desarrollado tecnología para ayudar a identificar actividades fraudulentas y actúan sin demora para detener el mal uso una vez que lo detectan.
  • La compañía de su tarjeta puede avisarle al notar una compra especialmente grande, o un cargo hecho en un pueblo o país que no están cercanos a su casa. De vez en cuando, le pueden bloquear o suspender la tarjeta hasta que usted vuelva a llamar a la compañía. Esto se hace para protegerlo a usted y al emisor.
  • Asegúrese de poner al día sus registros con su compañía de la tarjeta de crédito cuando cambia de dirección. Muchos comerciantes verifican su dirección y código postal para asegurarse que coinciden con los registros del banco.
  • Para evitar cualquier molestia, notifique a la compañía de su tarjeta si usted piensa salir de viaje o hacer cualquier compra grande.
Su estado de cuenta
  • Revise bien el estado de cuenta el mismo día que llega.
  • Si tiene acceso al Internet, considere usar una tarjeta de crédito emitida por un banco que le permite obtener acceso a su cuenta en línea. Entre cada estado de cuenta podrá verificar los cargos desautorizados.
  • Informe inmediatamente al emisor de su tarjeta sobre todo cargo dudoso.
  • Si el estado de cuenta de la tarjeta no llegó en su debido momento, llame el emisor de la tarjeta sin demora.
  • Un estado de cuenta perdido podría indicar que fue robado. Llame a su emisor si usted no lo recibe en el momento usual. (Usted es responsable de pagar sus facturas haya recibido o no el estado de cuenta.)
Cuando ocurre un fraude
  • Llame el emisor de la tarjeta inmediatamente si su tarjeta está perdida o robada.
  • Después de su llamada telefónica, envíe una carta al emisor de la tarjeta junto con una denuncia puesta en la comisaria de policía municipal, nacional o guardia civil. La carta debe contener el número de su tarjeta, la fecha en que extravió la tarjeta, y la fecha en que usted le informó a la compañía sobre la pérdida. 
  • Una vez que usted informa sobre la tarjeta perdida, ya no es responsable por cualquier cargo desautorizado. 
  • Cuando usted informa sobre fraude de tarjeta de crédito a su emisor, le enviarán una carta tipo (suelen ser en inglés y español) para rellenar, firmar y devolver. 
  • Devuelva sin demoras la carta tipo sobre fraude.

sábado, 8 de diciembre de 2012