DESTACADOS

  • PRESENTACIÓN DE MI BLOG

  • EXPLICACIÓN DE LOS DIFERENTES TIPOS DE FORMA DE PAGO DE UNA TARJETA

  • ¿QUE ES LA T.A.E.?

  • ¿QUE ES LA T.I.N.?

  • ¡HUMOR BANCARIO!

  • SIMULADOR DE CUOTAS DE TARJETAS DE CRÉDITO

  • SIMULADOR DE CUOTAS DE TARJETAS DE CRÉDITO: ANDROID

Mostrando entradas con la etiqueta financiación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta financiación. Mostrar todas las entradas

lunes, 21 de septiembre de 2015

Desnudando Tarjetas... Tarjeta Bancopopular-e

Opiniones diversas de usuarios de esta tarjeta, indican que son tarjetas de crédito con un estilo de gestión similar a las tarjetas que en su día comercializaba Citibank, antes de que toda su cartera fuera adquirida por Banco Popular.
Es una tarjeta, la cual no es necesario cambiar de banco, sino que es de libre domiciliación. 
De sus características cabe destacar, que no hay que pagar por tenerla, es decir no tiene cuota anual ni de mantenimiento. 
Admite varias modalidades de pago, estas van:
  • Desde un importe mínimo del 1% del saldo dispuesto mas los intereses, con un mímino de 18 euros, es decir si ese 1% mas los intereses no llegara a 18 euros, se pagarían 18 euros del saldo dispuesto.
  • Una cuota fija mensual
  • O el total de las compras a mes vencido.
Para las modalidades de pago aplazadas, el tipo de interes nominal anual T.I.N. es del 24%, un 2% mensual. Este es el estándar de la mayoría de tarjetas de crédito que se comercializan actualmente en el mercado.
Los límites de crédito oscilan entre 1000 y 10000 euros, esto siempre es previa aprobación por parte de la entidad bancaria.
Tarjeta bancopopular-e
Según el anuncio de la página web de bancopopular-e ofrece seguros gratuitos, pero aquí hay un pequeño matiz que hay que comentar. Efectivamente no hay que abonar ninguna prima por tener el seguro contratado, pero una vez realizada la compra, para asegurar el producto debemos de abonar una cantidad de 70 céntimos por cada 100 euros de compra. Este servicio ya lo disponía la tarjeta Citibank y se puede cancelar con solo llamar por teléfono a atención al cliente de la tarjeta.
Una de las ventajas que dispone esta tarjeta es que además, como cliente de la misma puedes conseguir descuentos en diferentes establecimientos como restaurantes, viajes, alimentación, moda, ocio...la verdad no he podido encontrar un listado donde se detallen que tipos de descuento se realizan y donde. (Si alguien lo encuentra que comente y actualizaremos el post)

Hablemos de comisiones:
Como toda tarjeta de crédito de su padre y de su madre cobra comisiones al disponer de efectivo en cajeros, los importes son los siguientes:
  • Disposiciones de efectivo en Banco Popular: 3% con un mínimo de 3€
  • Disposiciones de efectivo en otras entidades bancarias: 4,5% con un mínimo de 4€.
Consultas en cajeros automáticos: 
-En la red de telebanco 4B
  • En cajeros de sucursales de la propia entidad: exento.
  • En cajeros desplazados de la propia entidad: 50 céntimos.
  • En cajeros del resto de entidades 4B: 60 céntimos.
-En otras redes nacionales o extranjeras: 60 céntimos.
Hablando del extranjero, también se cobra una comisión al cambio de moneda, esta es de un 3% sobre el valor de la compra, con un mínimo de 2,40€.

Por último comentar, que cuando se produce un impago o devolución de un recibo de la tarjeta Bancopopular-e el gasto que se cobra por la reclamación de dicho impago asciende a un total de 35€ por cuota. Esta se cobra solo una vez por cada cuota devuelta.

En definitiva y habiendo estudiado un poco esta tarjeta, y comparándola con la anterior tarjeta de Citibank, sin duda se trata del "mismo perro pero con distinto collar". Es mas viendo el reglamento, está ubicado en una dirección web del Citibank, abajo en las referencias os lo dejo reflejado para que le echéis un vistazo. Un saludo!

Referencias:

martes, 31 de marzo de 2015

Levantar una Reserva de Dominio de un vehículo

Es muy frecuente que cuando intentamos transferir un vehículo de nuestra propiedad, en tráfico nos denieguen el cambio de titular por aparecer una reserva de dominio a nombre de alguna financiera. Esto es debido a que cuando se adquiere un vehículo a plazos, renting, etc, al finalizar el pago del mismo, la financiera no levanta la reserva de dominio, sino que tiene que ser el particular el que lo haga.

Pues bien, al finalizar el pago del vehículo, la financiera suele mandar una carta (sin certificar, por cierto), diciendo que se ha finalizado el pago del vehículo. Normalmente esta carta va a la papelera, y es al cabo de los años cuando nos encontramos que el vehículo no se puede vender. en estos casos hay que dirigirse a la financiera y solicitarles un certificado de que el vehículo se pagó, y con ese papelito hay que ir al Registro de Bienes Muebles, pagar unos 10/15 euros, y esperar unos días para que levanten esa reserva de dominio.

El problema viene cuando la financiera ha desaparecido, o bien cuando el vehículo el de alguien fallecido. En estos casos lo mas seguro es que  sean varias las mañanas que tendremos que perder.

domingo, 29 de marzo de 2015

5 trampas de las tarjetas de crédito en las que no deberíamos caer

El número de tarjetas de crédito que había el pasado año en circulación en España era de 43,24 millones. Una cifra que ha ido aumentado año tras año y que se ha multiplicado por más del doble desde el año 2000. Las tarjetas de crédito, así como las de débito, se han convertido en uno de los medios de pago más habituales de nuestro tiempo, sustituyendo poco a poco al efectivo. Sólo durante el año 2014, se realizaron alrededor de 2.503 millones de compras con tarjetas en España por un importe de aproximadamente 105.854 millones de euros. Unas cifras nada desdeñables, según detalla HelpMyCash.com
Pero, ¿somos conscientes de cómo funcionan realmente las tarjetas de crédito? A continuación, cinco trampas en las que no deberíamos caer:

Gratis, pero con consumo mínimo
La mayoría de los bancos promocionan sus tarjetas aludiendo a que están exentas de cuotas de emisión y de renovación, es decir, a que son gratis. Si bien es cierto que la emisión gratuita es bastante habitual, muchos bancos exigen que sus clientes realicen un consumo mínimo anual con el 'plástico' para evitar la comisión de renovación. Así que antes de contratar una tarjeta de crédito que venga acompañada del eslogan 'gratis', corroboremos que realmente es gratis y que no tiene condiciones ocultas. La tarjeta de crédito de ING Direct, por ejemplo, además de tener una de las TAE más bajas del mercado, es gratis siempre.


Tarjetas con el pago aplazado "de fábrica"
Como bien sabemos, las tarjetas de crédito admiten distintas modalidades de pago: o bien se puede pagar todo a final de mes; o bien se puede aplazar el pago de las compras, fraccionando el importe. La primera modalidad está exenta de intereses, es decir, se paga lo que se gasta. En cambio, aplazar las compras conlleva el pago de intereses, que pueden rozar casi el 30 % TAE. El problema no radica en el gasto extra que supone financiar una compra, al fin y al cabo, nos están prestando dinero y eso tiene un coste, sino en no saber qué modalidad de pago tenemos en la tarjeta.
Tenemos que averiguar qué modo de pago trae incorporado nuestra tarjeta una vez recibida y, de no ser el que nosotros queremos, cambiarlo antes de pasar la tarjeta por un datáfono. Así evitaremos creer que, por ejemplo, estamos pagando nuestras compras sin intereses cuando en realidad estamos financiándolas todas.

Sin intereses, pero con comisiones
Esta característica es propia, sobre todo, de las tarjetas de compra que emiten algunos centros comerciales. Por ejemplo, la tarjeta de compra de El Corte Inglés permite financiar las compras superiores a 90 euros a 3 meses sin intereses, pero con unos gastos de gestión asociados a la operación de entre 3 y 12 euros. Por lo que, aunque el TIN sea del 0 %, la TAE, lógicamente, no lo será. Eso no implica que no sea una buena opción y que, al final, el coste total sea menor que utilizar una tarjeta con intereses, pero sin comisiones. Hay que tener en cuenta todas las variables.

Devolución de una parte de las compras
Se trata de una de las ventajas típicas más utilizadas por las entidades de crédito para captar clientes. Se pueden encontrar tarjetas que devuelven hasta un 5 % del importe de las compras, como la tarjeta de crédito de Bankinter. Sin embargo, al leer la letra pequeña nos daremos cuenta de que lo que parecía una gran ventaja, no lo es tanto, ya que la mayoría de los bancos suelen aplicar la devolución únicamente sobre las compras aplazadas.

Sacar dinero cuesta dinero
A diferencia de lo que ocurre con las tarjetas de débito, retirar efectivo de un cajero automático con una tarjeta de crédito no es gratis, salvo contadas excepciones, como la tarjeta de Bankinter que permite sacar dinero gratis a débito. La comisión que se aplica sobre el dinero dispuesto suele ser de entre un 4 y un 5 % con un mínimo de unos 3 euros. A la comisión hay que sumarle el interés aplicado al dinero prestado. Así que cuidado con retirar efectivo con una tarjeta de crédito, ya que puede acabar saliendo muy caro.
A pesar de lo anterior, son muchas las ventajas que tienen las tarjetas de crédito. Al final, el problema suele reducirse a no conocer el producto que realmente llevamos en la cartera. Bien estudiado, puede ser un gran aliado, sobre todo en situaciones en las nos falta liquidez o tenemos que desembolsar una cantidad importante de dinero. Además, hay tarjetas que, además de ser gratis año tras año, incorporan suculentos descuentos en todo tipo de compras, como la tarjeta de ING Direct o la tarjeta de crédito de Openbank.
Hay tarjetas con las que, incluso, es posible ganar dinero, como con la tarjeta de crédito de bancopopular-e que, además de ser gratis, obsequia con 25 euros de regalo a sus titulares tras la primera compra o retirada de efectivo.

De estas tarjetas hablaremos más detenidamente en futuros posts.

sábado, 23 de marzo de 2013

¿Porque las tarjetas nuevas se emiten con modalidad de pago aplazada?

Es "bien sabido por todos" que cuando recibimos una tarjeta de crédito esta viene con la modalidad de pago aplazado al mínimo (18 euros). La mayoría de la gente desconoce condición particular de su tarjeta. ¿Y porque esto es así? Muy sencillo:

Punto 1: Una tarjeta de crédito es una herramienta de autofinanciación. La manera mas "lógica" de utilizarla es cuando el cliente necesita un ingreso extra de dinero o la financiación de alguna compra puesto que esta puede ser elevada y con el sueldo o el dinero en cuenta corriente no alcanzar para realizar el pago, entonces para ello solicitan el crédito y se suele aplazar en varios meses.

Punto 2: Muchos creerán que es estrategia del banco para así cobrar intereses al menos durante el tiempo en que nos demos cuenta de ello. Puede ser. Pero el banco en este caso se cubre las espaldas puesto que no solemos leernos el condicionado de la tarjeta y no solemos realizar gestiones para una correcta financiación. Solo activamos la tarjeta mágica que da dinero sin preocuparnos como vamos a devolver ese dinero después... Aplazándolo al mínimo se evitan la devolución de muchos recibos. Pongamos como ejemplo un cliente que le dan una tarjeta con un límite de 3000 euros, empieza a utilizarla a diestro y siniestro y lo utiliza todo. Si la modalidad de pago fuera al contado vendría un recibo de 3000 euros. En los tiempos que corren poca gente suele tener 3000 euros en la cuenta así que si esto fuera así la mayoría de las veces el recibo seria devuelto con sus correspondientes gastos e intereses.

Para evitar sorpresas en nuestra factura lo mejor es tomar cinco minutos y leer nuestro contrato y las condiciones particulares. Y si no lo entendemos pues preguntar al servicio de atención al cliente o nuestra sucursal. Si después de esto seguimos sin tener claro como funciona mejor no hacer uso de ello.